Los Hospitales del Norte de la Florida de HCA y sus proveedores permanecen unidos para servir pacientes existentes y otros quienes puedan verse potencialmente afectados por el Huracán Irma. Como el sistema de salud de la comunidad, nos mantenemos comprometidos con su salud y bienestar, sin excepción. Familia, amigos, vecinos y colegas están trabajando juntos para superar esta adversidad.

Adicionalmente, nos beneficiamos muchísimo de los recursos y experiencia de nuestra compañía matriz, HCA Healthcare, en preparación y para reacción de huracanes. HCA está manejado esfuerzos preventivos incluyendo transferencia de pacientes de diferentes sistemas de hospitales, y evacuaciones o cerramientos de otras instalaciones en cuanto sea necesario.

Por medio de Centros de Operaciones de Emergencia en Nashville, y a lo largo del estado de la Florida, HCA proveerá apoyo diario y recursos a nuestras instalaciones antes, durante y después de la tormenta. Esto incluye equipamiento, comida, personal de apoyo y facilitación de suministros y rutas de transporte hacia y desde las áreas afectadas.

Por favor referirse al siguiente contenido y enlaces a recursos adicionales para la planeación de los próximos días.

Información de Emergencia para Condiciones de Salud Especial

Los siguientes enlaces, son recursos e información por parte de los Centros de Control y Prevención de Desastres (CDC por sus siglas en Inglés) y la Asociación Americana de Diabetes (ADA por sus siglas en Ingles) acerca de qué hacer durante situaciones de emergencia, si usted es:

Key local/regional resources

Qué debe considerar después del huracán

El siguiente enlace del CDC es un buen recurso de aquí en adelante para los días y semanas siguientes al Huracán Irma.

Si usted ha sido evacuado, escuche las noticias locales para infórmarse de cuándo es seguro regresar a su casa. No regrese hasta que las autoridades locales hayan dado la autorización a su barrio.

Consejos de seguridad para limpieza después de huracanes

Una vez usted regrese a su casa, asegúrese de poner la seguridad primero que todo. Siga las siguientes guías:

  • Manténgase alejado de líneas de electricidad sueltas o colgando.
  • Evite beber o usar agua del grifo hasta que se asegure de que ésta no ha sido contaminada.
  • No ingiera comida de su refrigerador si la temperatura de éste ha subido a más de 40° por dos horas o más.
  • Manténgase fuera de cualquier edificio o estructura que esté rodeada de agua.
  • Use ropa protectora y tenga caución cuando esté limpiando para evitar una lesión.
  • Esté alerta de ramas de árboles sueltos, partes de edificios o estructuras, o cualquier tipo de escombro cuando esté afuera.
  • Conduzca sólo cuando sea absolutamente necesario, evite calles inundadas y puentes desgastados.